Petróleo

Refinerías estadounidenses compiten por el petróleo venezolano de Chevron

162 Vistas
Refinerías estadounidenses compiten por el petróleo venezolano de Chevron

El CEO de Chevron, Michael Wirth, dijo que no es probable que la compañía añada inversiones para aumentar la producción de Venezuela en los próximos seis meses, ya que el marco de sanciones tardará en suavizarse.

Redacción | Primer Informe

Las refinerías de petróleo de Estados Unidos que alguna vez fueron compradores regulares de crudo venezolano están compitiendo para ganar acceso a los próximos cargamentos fletados por Chevron Corp bajo una licencia estadounidense recientemente emitida, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

Valero Energy Corp, PBF Energy y Citgo Petroleum han mostrado interés en acceder al petróleo que Chevron espera en las próximas semanas, según las personas.

Los grados de crudo pesado venezolano, populares entre las refinerías estadounidenses para producir productos desde asfalto hasta combustibles para motores, habían sido parcialmente reemplazados por suministros rusos a raíz de las sanciones a Venezuela.

Algunas de estas empresas comenzaron esta semana a ponerse en contacto con Chevron. Igualmente las agencias navieras y los propietarios de buques para comprobar los horarios, dijeron fuentes a Reuters. Todavía no se ha asignado oficialmente ningún petróleo venezolano a Chevron ni se han firmado contratos de fletamento para transportar cargamentos a Estados Unidos, según los calendarios de exportación venezolanos y los datos de flete de Refinitiv.

LEA TAMBIÉN: INFORME: Maduro obtendrá 83 centavos por cada dólar de crudo venezolano vendido por Chevron en EEUU

Refinerías hambrientas

Valero, PBF y otras refinerías independientes estadounidenses no necesitarían ninguna nueva autorización para comprar petróleo venezolano a Chevron. Pero Citgo, propiedad de la venezolana PDVSA, podría requerir la autorización del Departamento del Tesoro de EE.UU., ya que opera con una licencia, dijeron analistas y expertos.

Chevron podría dar prioridad a sus propias refinerías, especialmente a las de Pascagoula, Mississippi, y El Segundo, California, que fueron receptoras habituales de petróleo venezolano en el pasado.

El jueves, el consejero delegado de Chevron, Michael Wirth, dijo que no es probable que la compañía añada inversiones para aumentar la producción de Venezuela en los próximos seis meses, ya que el marco de sanciones tardará en suavizarse. El efecto principal será permitir que parte del petróleo venezolano vuelva a Estados Unidos, «lo que ayudará al sistema de refinado estadounidense», dijo Wirth.

Un levantamiento total de las sanciones es improbable a corto plazo, dijeron los analistas, pero los antiguos clientes de Venezuela, sus socios comerciales y los acreedores están tomando medidas para cobrar las deudas pendientes a raíz de la autorización de Chevron. Washington no ha señalado que vaya a autorizar a otras empresas a cobrar esas deudas.

Vía a las exportaciones

Dado que la primavera y el verano en Estados Unidos son las estaciones más activas para la pavimentación con asfalto y la conducción máxima, el crudo pesado Boscan de Venezuela producido por Chevron y PDVSA en su proyecto Petroboscan podría ser el primero en exportarse.

Para reanudar esos envíos, podría ser necesario dragar el canal de navegación del Lago de Maracaibo para permitir que los petroleros Panamax y Aframax lleguen a las terminales petroleras occidentales de Venezuela, dijeron fuentes navieras.

Un exceso de crudo Boscan almacenado a principios de este año obligó a cerrar totalmente su procesamiento. El vaciado de esas existencias debe ser lo primero para reanudar la producción, según los documentos de PDVSA.

Hay reservas separadas de petróleo Hamaca y de crudo diluido para la exportación inmediata en la mayor terminal del país. Pero hasta el 29 de noviembre, sólo había 1,47 millones de barriles disponibles, suficientes para sólo dos cargamentos, según los documentos de PDVSA.

El mejorador de crudo de Petropiar, operado por PDVSA y Chevron, se detuvo la semana pasada por una fuga de nafta. Se reinició días después para producir unos 100.000 barriles diarios de Hamaca.

En noviembre, PDVSA envió 1,2 millones de barriles de Hamaca a sus refinerías para su procesamiento. Cerca de 1 millón de barriles de fuel oil también fueron enviados desde Petropiar a la empresa estatal iraní Naftiran Intertrade Co LTD (NICO) como parte de un intercambio de petróleo, según los documentos.

Información de Reuters.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Chevron o similares.
Últimas Noticias: