Dinero

Argentina se juega todo en la búsqueda de un acuerdo con el FMI

122 Vistas
Argentina se juega todo en la búsqueda de un acuerdo con el FMI

El gobierno argentino se resiste a cumplir con la exigencia de ese ente multilateral que exige un plan de ajuste que le permita manejar un presupuesto sin déficit.

Redacción | Primer Informe

Argentina se debate su futuro para los próximos años negociando un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El país suramericano lucha por mantener la autonomía en su política económica al tiempo que intenta cumplir con sus compromisos internacionales. El gobierno de Alberto Fernández enfrenta una difícil prueba.

«Argentina está absolutamente impedida de afrontar ese pago. Nadie piensa seriamente en el mundo que Argentina puede pagar 19.000 mil millones de dólares, entre capital e intereses, este año. Es necesario seguir hablando y tratando de buscar una solución con el Fondo», dijo Fernández en una alocución a los medios.

Es mucho lo que está en juego. Lo que negocia el país es el pago de un crédito por 44.000 millones de dólares a tres años. Ese financiamiento lo otorgó el FMI en 2018 al gobierno de Mauricio Macri. El acuerdo contemplaba pagos de 19.000 millones de dólares en 2022 y 20.000 millones en 2023.

LEA TAMBIÉN: Argentina preside la CELAC con apoyo de Venezuela, Cuba y Nicaragua

De esa cantidad, Argentina debe pagar al FMI 2.800 millones de dólares a fines de marzo. Pero el gobierno carece de las reservas internacionales para hacerlo.  Las reservas netas de divisas han caído por debajo de los 6.900 millones de dólares, según la firma Morgan Stanley. De ese monto, apenas 400 millones de dólares son líquidos.

Cómo quiere Argentina pagar su deuda

Los presupuestos deficitarios son una ocurrencia normal en Argentina. Históricamente, los gobiernos gastan más que lo que ingresan por recaudación de impuestos. El déficit se financia vía emisión monetaria (lo que genera inflación) o en su defecto con deuda.

El gobierno kirchnerista insiste en que recortar el déficit significa ceder soberanía al FMI. También argumenta que la economía se recuperará menos. «Con el crecimiento vamos a poder afrontar pagos»,  dice el presidente Fernández.

Y rechaza «volver a la receta eterna del Fondo, que es más ajuste y achicar la economía. Para hacer eso no estamos, por eso se demora la discusión».

Denuncia que el FMI quiere imponer «un programa y ahí no estamos de acuerdo. Por lo tanto seguimos firmes buscando la manera de encontrar una salida que a Argentina le convenga».

Martín Guzmán, ministro de Economía argentino, explicó que el país apunta a alcanzar el equilibrio fiscal en 2027. Pero el FMI exige el déficit cero para 2024. En ese punto, la negociación no avanza. 

Ahora, tras dos años en el gobierno, Fernández denuncia el acuerdo con el FMI.  Dice que «el Fondo tiene una cuota de responsabilidad en lo que pasó» por haber «entregado un crédito incalificable en términos técnicos». Algunos analistas coinciden en el reclamo de Fernández, pero critican que haya demorado tanto en pronunciarse al respecto.

«No se le puede pedir a un país como Argentina más exigencia que la que Argentina puede dar», afirmó Fernández.

Guzmán, por su parte, ha argumentado en varias oportunidades que el acuerdo financió la fuga de capitales y rescató a los acreedores privados. Según su opinión, el FMI solo quiere restaurar la confianza de los inversores y no arreglar la economía real.

El mundo no confía en Argentina

Al mismo tiempo, el presidente argentino evade comentar sobre la posibilidad de incurrir en un default, es decir, una cesación de pagos. «…la única evaluación que estoy haciendo es hacer un acuerdo…que no postergue el crecimiento de la Argentina, que le permita crecer para poder pagar».

Según cifras oficiales, Argentina creció 10% anual en 2021. Es decir, que la economía haría recuperado lo perdido durante la pandemia. En 2020, la economía se contrajo en un 9,9%.

La mayoría de los economistas están de acuerdo en que caer en mora con el FMI sería desastroso. Cortaría el crédito que Argentina recibe de otros prestamistas multilaterales y asestaría un duro golpe a la reputación del FMI como acreedor responsable.

Los inversores privados ya rechazan a Argentina después por incumplir brevemente en 2020. Un nuevo incumplimiento, cualquier confrontación también dejaría al país, miembro del G20 y principal exportador de granos, y que ha sido rescatado 21 veces en seis décadas, un paria financiero internacional.

Confianza erosionada

«Por supuesto, estamos trabajando para que haya más confianza en el mercado, pero lo primero sobre todo es mejorar la situación de la economía real», dijo.

Los bonos del gobierno con vencimiento en 2041 cayeron a poco menos de 33 centavos por dólar. Esa fue  su peor caída de una semana desde septiembre. Después de que la presentación de Guzmán sugirió que un acuerdo para marzo no era inminente.

Un día después, el banco central elevó la tasa de interés de referencia por primera vez en un año en dos puntos porcentuales a 40 por ciento. Eso fue interpretado como un gesto al fondo.

Pero Fernández enfrenta otro problema. Incluso si puede resolver problemas con el fondo, cualquier acuerdo debe ser ratificado por el Congreso. En las recientes elecciones la oposición aumentó su presencia en el Legislativo y podría bloquear cualquier iniciativa del presiente.

Con información de AFP, La Nación y Cronista.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Alberto Fernández o similares.
Últimas Noticias: