Actualidad

Detrás del escándalo de corrupción que sacude a la monarquía española

15 Vistas
Detrás del escándalo de corrupción que sacude a la monarquía española

El monarca emérito Juan Carlos I enfrenta investigaciones por presunta corrupción que implica una variada gama de personajes, incluyendo espías, amantes, monarcas árabes y otros miembros de la desacreditada realeza española.

Especial | El Mundo

La correspondencia epistolar entre la empresaria alemana Corinna Larsen y la Casa del Rey, desvelada por EL MUNDO, pone de relieve un complejo entramado de relaciones personales protagonizadas, además de por Juan Carlos de Borbón y su ex amante por once personajes relevantes: abogados suizos, miembros de la realeza, agentes de las fuerzas de seguridad o representantes de la diplomacia.

JUAN CARLOS I

El ex jefe del Estado es el protagonista de este escándalo por haber ocultado presuntamente una importante fortuna al fisco español durante su reinado. Sus problemas comenzaron cuando salieron a la luz pública una serie de grabaciones realizadas de forma subrepticia por el comisario José Manuel Villarejo a su ex amante Corinna Larsen. En esos audios, difundidos por Okdiario y El Español, Corinna señalaba al abogado Dante Canonica y al gestor Arturo Fasana como los supuestos testaferros del Monarca. Además, afirmaba que el Rey Emérito había tratado de utilizarla para el «lavado» de fondos opacos y aseguraba que el Monarca que había puesto algunas cosas a nombre de su primo, Álvaro de Orleans Borbón. Estas grabaciones propiciaron la apertura de una pieza separada, denominada Carol, dentro del caso Villarejo que fue rápidamente archivada pero de la que emanaron las diligencias de investigación de la Fiscalía Anticorrupción por las presuntas comisiones ilegales del AVE a La Meca. Esas diligencias preprocesales son las que fueron enviadas el pasado mes de junio, por orden de la fiscal general Dolores Delgado, a la Fiscalía del Tribunal Supremo, de la que depende en buena medida el futuro judicial del Emérito.

A su vez, en el verano de 2018, el fiscal de GinebraYves Bertossa abrió tras una publicación periodística una investigación sobre los dos presuntos testaferros del Rey, Canónica y Fasana. En el marco de estas diligencias, se desveló que Don Juan Carlos ocultó 100 millones de dólares en una cuenta en Suiza de un regalo recibido de manos del rey Abdullah Bin Abdulaziz en 2008. Esos fondos luego fueron donados a su ex amante a través de la fundación panameña Lucum. El Emérito está pendiente de que la Fiscalía archive las diligencias de investigación o por el contrario interponga una querella contra él en la Sala Segunda del Tribunal Supremo, donde está aforado.


CORINNA LARSEN

La ex amiga íntima de Don Juan Carlos recibió en el año 2012 una donación por valor de 65 millones de euros. La cantidad donada se encontraba depositada en el año 2008 en el banco Mirabaud, en Suiza, a nombre de la Fundación Lucum, de la que era beneficiario Don Juan Carlos. Cuatro años más tarde, esos fondos fueron transferidos como donación, por orden del monarca a una cuenta en Nassau (Bahamas) del banco Gonet&Cie en favor de la sociedad Solare, vinculada a Larsen. La Fiscalía de Ginebra investiga si los fondos donados proceden de un acto de corrupción relacionado con la licitación de las obras del AVE a La Meca en Arabia Saudí.

Tras tener conocimiento de que estaba siendo investigada por el fiscal Bertossa, el 5 de marzo de 2019 envió una carta a la Casa del Rey para tratar de establecer una negociación con Felipe VI. El jefe del Estado se negó. En aquella misiva, desvelada por este periódico, aseguró que en 2014, año de abdicación del Emérito, este le reclamó el regaló que teóricamente le hizo dos años antes «por gratitud y por amor». Corinna se negó a devolver al Rey Don Juan Carlos esos fondos. La versión defendida por la empresaria alemana es que a partir de este momento el Emérito puso en marcha una campaña «de acoso» contra ella en múltiplos frentes.

FÉLIX SANZ ROLDÁN

El ex director de Centro Nacional de Inteligencia es el enemigo público número uno de Corinna Larsen. La ex amiga «entrañable» de Juan Carlos I sostiene que los Servicios de Inteligencia españoles llevaron a cabo una campaña de desprestigio contra su persona que lideró Sanz Roldán a raíz del polémico viaje con el Emérito a Botsuana en 2012. Corinna atribuye al CNI la «fabricación y filtración de cientos de noticias falsas en los medios de comunicación españoles que fueron rebotadas por la prensa internacional». Además, asegura que Sanz Roldán la «amenazó» a ella y a su familia en persona y orquestó el asalto a su domicilio y su oficina en Mónaco bajo el «pretexto de protegerlos». El ex director del CNI siempre ha negado estos hechos.

JAIME ALFONSÍN

El jefe de la Casa del Rey, hombre de máxima confianza de Felipe VI, fue la personada encarga de responder a las diferentes cartas que Corinna Larsen envió al Palacio de la Zarzuela el año pasado. Alfonsín frenó las intenciones de la alemana de establecer una negociación con la Corona tras advertir a Felipe de Borbón que tanto él como su hija la infanta Leonor figuraban como beneficiarios de la Fundación Lucum. «Ni Su Majestad el Rey, ni esta Casa, tienen conocimiento, participación o responsabilidad alguna en los presuntos hechos que menciona, por lo que carece de toda justificación lícita su involucración en los mismos. (…) Esta Casa se reserva el ejercicio de las acciones judiciales que considere procedentes frente a insinuaciones y advertencias a Su Majestad el Rey», respondió Alfonsín a la ex amiga íntima de Don Juan Carlos.

JOSÉ MANUEL VILLAREJO

Comisario principal de la Policía, grabó a Corinna de forma subrepticia en distintos encuentros en los que la alemana se sinceró sobre su relación con el Émerito y los presuntos negocios opacos de Don Juan Carlos. Villarejo, que se encuentra actualmente en prisión acusados de varios delitos de corrupción, fue detenido en noviembre de 2017. Cuando la Unidad de Asuntos Internos de la Policía se incautó de 40 terabytes de grabaciones escondidos en sus inmuebles, descubrieron los audios ‘bomba’ de Larsen hablando de los negocios del ex jefe del Estado. Esas cintas son el origen de las investigaciones que afectan al Rey Emérito tanto en España como en Suiza.

DANTE CANÓNICA

Considerado presunto testaferro de Juan Carlos I declaró ante el fiscal Yves Bertossa el 19 de diciembre de 2018 que el Monarca le pidió crear «una estructura» en el país helvético para recibir una «importante donación» que iba a enviarle el rey de Arabia Saudí. En su declaración, a la que ha tenido acceso EL MUNDO, Canónica aseguró que los 100 millones de dólares que el rey Abdullah Bin Abdulaziz hizo en 2008 al Emérito fueron un «puro regalo» en vez del cobro de una retrocomisión por la adjudicación de las obras del AVE del desierto.

ARTURO FASANA

Abogado y gestor de grandes fortunas, asesoró durante años a Juan Carlos I. Se encuentra en la actualidad investigado por el procurador de Ginebra Yves Bertossa por un delito agravado de blanqueo de capitales. Fasana fue la persona que gestionó la cuenta del Monarca en el país helvético, en concreto, en la sucursal de la banca Mirabaud, puesta a nombre de la Fundación Lucum.

REY ABDULLAH DE ARABIA SAUDÍ

En 2008 hizo un regalo de 100 millones de dólares al rey Emérito al que estaba unido por una gran amistad. El dinero salió del Ministerio de Finanzas de Arabia Saudí y acabó en la cuenta de la banca Mirabaud a nombre de la Fundación Lucum. Según declaró Corinna Larsen al fiscal Bertossa este tipo de obsequios era una práctica habitual entre reyes. Sin embargo, el procurador de Ginebra vincula el regalo al Emérito con el papel que desempeñó en la adjudicación de las obras del AVE a La Meca. El rey saudita falleció en el año 2015.

SHEIKH MOHAMMED BIN ZAYED AL NAHYAN

El jefe de Abu Dabhi regaló en el año 2011 dos Ferraris a la Monarquía española siendo en teoría los dos vehículos de lujo un obsequio a Juan Carlos de Borbón tras una visita que hizo a los Emiratos Árabes para asistir a un Gran Premio de Fórmula I. Sin embargo, Corinna, en la carta remitida el 5 de marzo de 2019 al Palacio de la Zarzuela, afirma que uno de esos coches era un regalo del jeque de Abu Dhabi a Felipe de Borbón, cuando todavía era Príncipe de Asturias. Los dos vehículos de la marca Ferrari modelo FF, valorados en 700.000 euros, que fueron cedidos posteriormente a Patrimonio Nacional y subastados públicamente.

ÁLVARO DE ORLEANS-BORBÓN

Ha declarado ante el fiscal suizo Yves Bertossa pero no se encuentra imputado en el procedimiento P/14783/2018 por lavado de fondos en el país helvético. Primo del rey Juan Carlos, ha sido señalado como una de las personas que utilizaba el Emérito para ocultar parte de su fortuna en el extranjero. Consta como primer beneficiario de la Fundación Zagatka, desde donde se sufragaban presuntamente múltiples gastos de Juan Carlos I, principalmente sus vuelos privados. Corinna Larsen dijo al comisario Villarejo que Álvaro de Orleans había sido utilizado por el Monarca Emérito como testaferro.

(Leer la nota completa en El Mundo)

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Casa Real de España o similares.
Últimas Noticias: