Análisis

La muerte y destrucción que dejó el rápido ascenso del Tren de Aragua

432 views
La muerte y destrucción que dejó el rápido ascenso del Tren de Aragua

Después de salir de una prisión venezolana, el Tren de Aragua se ha extendido a media docena de países, trayendo consigo secuestros, narcotráfico y sicariatos. Ahora, hay señales de que la banda también podría estar propagándose a Estados Unidos.

Redacción | OCCRP

Cristian Cortés ya estaba pensando en salir de Colombia para escapar de la violencia de las pandillas que asolaba su vecindario cuando llegó a casa y encontró un volante amenazador metido debajo de la puerta de su apartamento.

«A aquellos que sean soplones les haremos estallar granadas en sus coches», decía. «Nadie estará seguro dentro de sus casas».

La advertencia había sido distribuida por Tren de Aragua, una pandilla que se ha extendido a media docena de países sudamericanos en los últimos años después de salir de una prisión venezolana alrededor de 2012. Dondequiera que ha aparecido, la pandilla ha traído secuestros, tráfico de drogas, trata de personas, asesinatos por contrato y extorsión junto con él.

La tarjeta de presentación del Tren de Aragua es la violencia. Publica videos gráficos en las redes sociales que muestran a las víctimas mendigando antes de ser ejecutadas. Ahora, después de una disputa con una junta de administración de edificios local en el barrio de Bogotá donde vivía Cortés, los miembros de la pandilla amenazaban con envenenar el suministro de agua y prender fuego a los ascensores.

Cortés y 15 miembros de su familia decidieron huir.

“En Bogotá, cada vez que llegaba a mi barrio tenía que esconder todo –mi dinero, mi celular– porque me podían matar por eso”, dijo Cortés en una entrevista en una ciudad estadounidense, a la que pidió no revelar. ser revelado.

Tren de Aragua ha acaparado los titulares en los últimos años, principalmente en los medios de comunicación en español. Pero en comparación con otras pandillas transnacionales, como la MS-13 o el Cartel de Sinaloa, el grupo sigue siendo relativamente desconocido fuera de Sudamérica. Muchos aspectos de sus operaciones aún son poco comprendidos por los analistas y las autoridades.

Basándose en una filtración de documentos de la fiscalía colombiana, OCCRP y sus socios han podido reconstruir un panorama que ofrece una nueva visión de las operaciones de la pandilla.

El informe muestra cómo el Tren de Aragua ha logrado enfrentarse cara a cara con grupos establecidos, obtener armamento pesado y expandirse fuera de su país de origen. La pandilla ha desatado una ola de terror en países como Chile, Colombia, Brasil y Perú, en ocasiones asociándose con otras pandillas notorias.

“Usan violencia excesiva para demostrar su poder. El asesinato de quien traiciona o incumple órdenes es un ejemplo para los demás”, se lee en un informe policial que detalla la historia de la pandilla, incluido en el tesoro de documentos de la fiscalía colombiana.

En particular, el Tren de Aragua ha acumulado miseria entre los venezolanos que ya han huido por millones durante la última década para escapar de la agitación política, la corrupción y una crisis económica que ha desembocado en una crisis humanitaria.

Ahora hay señales de que algunos miembros del Tren de Aragua incluso se dirigen más al norte. La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos le dijo al socio de medios de OCCRP, CNN en español, que ha detenido a 38 presuntos miembros del Tren de Aragua en solo un año, entre octubre de 2022 y 2023. Al menos dos están siendo procesados ​​por presunta entrada ilegal a Estados Unidos.

LEA TAMBIÉN: Autoridades fronterizas frustraron la entrada de decenas de miembros del Tren de Aragua a los Estados Unidos

Difundiendo terror

El Tren de Aragua surgió en la superpoblada prisión de Tocorón, en el estado Aragua, en el centro-norte de Venezuela, probablemente entre 2012 y 2013, estiman las autoridades. Debido a la negligencia y la corrupción, las autoridades han cedido en gran medida el control de Tocorón a los prisioneros, quienes gobiernan la instalación a través de unidades conocidas como “pranatos”.

Con el paso de los años, Tocorón se convirtió en un centro del crimen internacional. En septiembre, Ceballos, el ministro del Interior de Venezuela, dijo a CNN en español que las autoridades habían “desmantelado la dirección” del Tren de Aragua después de un operativo masivo para tomar el control de la prisión de Tocorón.

Humberto Prado, coordinador general del Observatorio Venezolano de Prisiones, un grupo de derechos humanos que monitorea las condiciones carcelarias en el país, dijo que las tácticas brutales de Tren de Aragua tienen sus raíces en las prácticas que la pandilla desarrolló dentro de Tocorón.

Describió los extremos que la pandilla usaría para extraer la “causa”, un impuesto a los prisioneros que les permitiera vivir. “La primera vez que no pagas te disparan en la muñeca. Si no pagas por segunda vez, te disparan en el tobillo. El tercer impago es la pena de muerte”, afirmó Prado.

Ese tipo de brutalidad ha ayudado al Tren de Aragua a apoderarse de sectores ilícitos como la prostitución y el tráfico de drogas en varias ciudades de América del Sur.

Una joven le dijo a CNN español que miembros del Tren de Aragua la habían obligado a prostituirse en Colombia, quienes la ataron a una cama, la drogaron y la dejaron pasar hambre durante dos meses. Dijo que cinco hombres la violaron repetidamente y luego la obligaron a tener relaciones sexuales con clientes. Aunque sabía que había otras mujeres en habitaciones cercanas, sus únicos compañeros, dijo, “eran los ratones”.

Óscar Naranjo, ex vicepresidente colombiano y general de policía retirado que luchó contra el infame cartel de cocaína de Medellín de Pablo Escobar, dijo que el Tren de Aragua es “la organización más disruptiva de América Latina en la actualidad”.

Las tácticas de la pandilla recuerdan aquellos viejos tiempos –en Colombia y Chile han aparecido bolsas con partes de cuerpos desmembrados y cuerpos enterrados bajo cemento, por ejemplo–, pero ahora sus miembros pueden amplificar aún más su terror utilizando las redes sociales.

En febrero de este año, un vídeo del asesinato de una trabajadora sexual trans llamada Rubi Ferrer sembró el miedo en la capital peruana de Lima. El video, tomado con un teléfono, muestra a Ferrer suplicando por su vida antes de que le disparen a quemarropa. La policía peruana atribuyó el asesinato al Tren de Aragua.

El asesinato de Ferrer y el de otra colega llamada Priscila Aguado fueron un mensaje, según Ángela Villón, presidenta del Movimiento de Trabajadoras Sexuales del Perú.

En ese momento, dijo Villón, la pandilla estaba intentando tomar el control del sector en Lima y se había advertido a las trabajadoras sexuales que suspendieran sus actividades. La pandilla las estaba reemplazando con mujeres que huyeron de las condiciones en Venezuela, pero que eran desesperadamente pobres.

“Después de las amenazas vinieron las muertes –– los asesinatos de Rubí Ferrer y Priscila Aguado. En una semana mataron a seis mujeres”, dijo Villón, quien recibió en su teléfono el video del asesinato de Ferrer.

Villón dijo que alrededor de 18 de sus colegas recibieron disparos en los pies como advertencia para que dejaran de caminar por las calles. Según su organización, sólo en 2023 24 trabajadoras sexuales fueron secuestradas o asesinadas, mientras que otras 35 están desaparecidas.

Armamento pesado

En otra demostración de la rápida expansión de la pandilla, en 2021 estalló una ola de asesinatos en Boa Vista, capital del estado brasileño de Roraima, que hace frontera con Venezuela y Guyana. La policía identificó una docena de asesinatos en un período de cinco meses, de marzo a agosto de 2021, todos los cuales atribuyeron al Tren de Aragua.

Las víctimas eran inmigrantes venezolanos y cuatro de ellos habían sido desmembrados. Los fiscales de Roraima dijeron que algunas víctimas podrían tener deudas de drogas y que los asesinatos tenían como objetivo “infundir miedo y terror” en la región.

Un documento obtenido de la Secretaría de Seguridad Pública de Roraima, que supervisa a la policía del estado, dice que los miembros del Tren de Aragua están bien armados y utilizan ametralladoras y rifles.

En el documento, la secretaría del estado —así como la policía civil y militar— solicitan al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública que proporcione “armamento y municiones proporcionadas para nivelar las condiciones de combate al crimen organizado en las zonas amazónicas del estado de Roraima”. .”

Tren de Aragua también usó armas pesadas en Colombia en 2021. Un informe de inteligencia del ejército incluido en los documentos filtrados de la fiscalía colombiana dice que la pandilla usó “rifles de asalto y granadas de fragmentación” cuando se enfrentó con el Ejército de Liberación Nacional, un grupo guerrillero conocido por su sigla en español ELN.

El área alrededor de la ciudad de Cúcuta se convirtió en lo que algunos lugareños llamaron una “zona de batalla” mientras los grupos luchaban por el control del cruce fronterizo de La Parada con Venezuela. Finalmente, señala el informe, el Tren de Aragua “impuso su poder de fuego, logrando consolidarse en el lugar como el máximo controlador de la economía ilegal”.

Otro informe sobre la filtración de documentos de los fiscales colombianos detalla la brutalidad infligida a quienes traicionan a la pandilla, como Yonathan Zabalza Palencia, un miembro del Tren de Aragua que la pandilla había “marcado” como “guerrillero”. La policía encontró su cuerpo desmembrado dentro de un saco arrojado a un canal.

En 2022, el Fiscal General de Colombia anunció el arresto en Bogotá de 19 presuntos miembros del Tren de Aragua, acusándolos de asesinato, narcotráfico, soborno, extorsión y posesión ilegal de armas de fuego.

“Quieren mostrarlo, hacerlo público, visible, intimidar a la sociedad en su conjunto”, dijo Naranjo, el general de policía retirado.

Represión carcelaria

Según las autoridades venezolanas, la dirección del Tren de Aragua fue “desmantelada” cuando las fuerzas de seguridad allanaron la prisión de Tocorón en septiembre.

La pandilla había dirigido la prisión durante años, viviendo en el lujo del producto de sus crímenes. Los pandilleros tenían acceso a una piscina y a varios restaurantes dentro de las instalaciones, que al parecer también albergaban una discoteca, un campo de béisbol, un mercado y un ring de pelea de gallos.

Ceballos dijo a los periodistas que el operativo, en el que participaron miles de personas armadas, fue un “total éxito”.

Pero la periodista Ronna Risquez, autora de un libro reciente sobre Tren de Aragua, dijo a OCCRP que si bien la redada sería un “duro golpe”, era poco probable que desbaratara completamente a la pandilla.

«Esto no significa el desmantelamiento de la organización», afirmó. “Los dirigentes del Tren de Aragua no han sido detenidos y no se sabe dónde están”.

Se han emitido órdenes de arresto en Perú y Colombia contra Héctor Guerrero, conocido por su alias “Niño Guerrero”, quien según las autoridades dirigía el grupo desde la prisión de Tocorón. Su paradero actual es desconocido.

Y ahora, como sugiere la declaración de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, también hay señales de que la pandilla está comenzando a dirigirse más al norte.

Serán noticias desagradables para personas como Juan, un venezolano que llegó recientemente a Nueva York con su esposa y sus tres hijas. La familia huyó después de que el exmarido de su esposa, miembro del Tren de Aragua, dio la orden de matarlo.

Juan, de 28 años, que solo usó su nombre por razones de seguridad, dijo que era demasiado arriesgado quedarse en Sudamérica, porque los pandilleros podrían haberlo encontrado fácilmente.

“Ya están por todo el Ecuador, por Colombia, por todos esos países”, dijo. “Y creo que aquí es un poco más difícil entrar”.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de “Tren de Aragua” o similares.
Últimas Noticias: