Análisis

ANÁLISIS: Los peligros de que EEUU normalice al régimen de Maduro en Venezuela

497 views
ANÁLISIS: Los peligros de que EEUU normalice al régimen de Maduro en Venezuela

La administración Biden instó a Machado a apelar la prohibición de Maduro sobre su inhabilitación a través de la Corte Suprema de Venezuela, lo que sólo prolongaría la farsa al seguirle el juego a Maduro.

Redacción | Newsweek

En marzo de 2022, María Corina Machado, la principal figura de la oposición venezolana, instó con vehemencia a Estados Unidos a no aliviar las sanciones económicas a Venezuela. Tres funcionarios estadounidenses habían visitado misteriosamente Caracas y, según informes, se estaban llevando a cabo conversaciones conducentes a un alivio de las sanciones para las industrias energéticas estatales.

Ante una crisis energética inconcebiblemente compleja provocada por la guerra en Ucrania, el presidente Joe Biden tenía el ojo puesto en las reservas de petróleo de Venezuela, las mayores del mundo. Como señal de buena fe, el dictador venezolano Nicolás Maduro había liberado a dos ejecutivos petroleros estadounidenses encarcelados. Sin embargo, los líderes de la oposición venezolana insistieron en que apaciguar a Maduro sólo fortalecería su control del poder y produciría poca venganza.

En octubre de 2023, el Tesoro de Estados Unidos eliminó, durante seis meses, una amplia gama de sanciones que paralizaban la economía, el día después de que Maduro «acordara» en Barbados celebrar elecciones presidenciales libres y justas en 2024 y liberar a los prisioneros estadounidenses en Venezuela. Los términos del acuerdo estipulaban que, si Maduro violaba su parte del acuerdo, Estados Unidos podría restablecer las sanciones de la era de 2019. El Wall Street Journal predijo que la medida impulsaría la economía venezolana, que se había contraído alrededor del 80 por ciento durante el corrupto e inepto gobierno de Maduro, lo que representa una ganancia inesperada de entre 6.000 y 10.000 millones de dólares.

LEA TAMBIÉN: María Corina Machado esboza su estrategia electoral y habla de la «compleja negociación» con el chavismo en su mensaje de Año Nuevo

Pero el sueño de que Maduro cumpla su parte del acuerdo es una ilusión. Acusado por Estados Unidos de narcoterrorismo y por la ONU de abusos contra los derechos humanos, Nicolás Maduro es más conocido por tejer narrativas falsas que por cumplir promesas. Los líderes de la oposición tienen buenas razones para instar a que se mantengan las sanciones.

En primer lugar, Maduro violó inmediatamente el acuerdo de Barbados de múltiples maneras. Durante las primarias de la oposición de octubre, la Internet controlada por el Estado fue bloqueada durante la transmisión de los resultados de las elecciones. La inmensamente popular María Corina Machado, la mayor esperanza de democracia de Venezuela, obtuvo el 92,35 por ciento de los votos. Maduro inició una «investigación», acusando a los organizadores electorales de fraude y declarando inválidos los resultados, aunque en Venezuela un presidente no tiene jurisdicción sobre el aparato electoral de la oposición.

La administración Biden instó a Machado a apelar la prohibición de Maduro sobre su elegibilidad para postularse para la presidencia a través de la Corte Suprema de Venezuela, lo que sólo prolongaría la farsa al seguirle el juego a Maduro. En 2020, Will Freeman, del Consejo de Relaciones Exteriores, escribió: «Durante años, el presidente venezolano Nicolás Maduro y sus aliados han dependido de su control del poder judicial para acosar y marginar a destacados políticos de la oposición».

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Acuerdos o similares.
Últimas Noticias: