Análisis

ANÁLISIS: Biden está vendiendo vergonzosamente la democracia en Venezuela… por petróleo

662 views
ANÁLISIS: Biden está vendiendo vergonzosamente la democracia en Venezuela… por petróleo

El régimen de Maduro «piensa que si continúa impidiendo que Machado se postule pero permite que alguna figura de la oposición mucho menos popular aparezca en la boleta, Washington se lo tragará y las sanciones no se aplicarán», analiza Elliot Abrams.

Elliot Abrams* | New York Post

El equipo de Biden está traicionando a la oposición que busca la democracia en Venezuela.

Después de meses de negociaciones secretas, en octubre la administración Biden suspendió muchas sanciones estadounidenses a la dictadura sudamericana.

El sector del petróleo y el gas y la minería de oro, ambos fundamentales para los ingresos del régimen, quedaron libres de sanciones mediante una licencia para operar durante un período inicial de seis meses.

Había dos objetivos, dijo el equipo Biden: liberar a los rehenes estadounidenses que mantiene el régimen de Maduro e inducir al régimen a permitir elecciones libres en 2024.

Los intercambios de rehenes se han producido.

Venezuela liberó a varios estadounidenses que había encarcelado injustamente.

La administración Biden liberó a Álex Saab, un blanqueador de dinero clave para el régimen que había sido capturado en Cabo Verde (mientras estaba en tránsito hacia Irán) en 2020 y extraditado a Estados Unidos.

Saab fue acusado de robar cientos de millones de dólares.

El presidente Biden le concedió el indulto, argumentando que liberar a los estadounidenses valía la pena.

Pero la administración simplemente abandonó la otra parte de la suspensión de las sanciones: avanzar hacia elecciones libres y restaurar la democracia en Venezuela.

LEA TAMBIÉN: ANÁLISIS: Los peligros de que EEUU normalice al régimen de Maduro en Venezuela

Cuando la oposición democrática celebró sus primarias el año pasado, María Corina Machado ganó de manera aplastante y, por lo tanto, debería ser la candidata de la oposición.

Si este año hubiera elecciones libres, la mayoría de los observadores creen que ella ganaría cómodamente.

Una encuesta encontró que el apoyo a Nicolás Maduro era del 17%, mientras que Machado tenía el 60%.

Pero hay un pequeño inconveniente: no habrá elecciones libres.

El régimen continúa diciendo que ella no es elegible para postularse, y en junio le prohibió ocupar un cargo público por 15 años.

El Departamento de Estado dijo en ese momento que “la decisión de descalificar a María Corina Machado para participar en el proceso electoral priva al pueblo venezolano de derechos políticos básicos”.

Al levantar las sanciones en octubre, el Departamento de Estado dijo que había “transmitido nuestra expectativa y comprensión de que Venezuela tomará las siguientes medidas antes de finales de noviembre”, y una de ellas fue que se debía permitir que Machado se postulara.

Venezuela debe “definir un cronograma y un proceso específicos para la reinstalación acelerada de todos los candidatos. Todos los que quieran postularse para presidente deben tener la oportunidad y tener derecho a igualdad de condiciones electorales”.

Luego vino la amenaza: “El incumplimiento de los términos de este acuerdo llevará a Estados Unidos a revertir las medidas que hemos tomado” – “La licencia se renovará sólo si Venezuela cumple con sus compromisos bajo la hoja de ruta electoral”.

El régimen no ha dado ningún paso hacia elecciones libres y sigue repitiendo que Machado no puede presentarse, pero las sanciones no han sido restablecidas.

Para los activistas que buscan la democracia en Venezuela que se oponen a la dictadura, el significado es claro: se trataba de una amenaza vana.

LEA TAMBIÉN: María Corina Machado esboza su estrategia electoral y habla de la «compleja negociación» con el chavismo en su mensaje de Año Nuevo

La administración Biden está permitiendo que Chevron y las compañías petroleras europeas firmen nuevos contratos con la petrolera estatal de Venezuela, PDVSA, y parece no tener ningún interés en revertir el rumbo.

La voz de los demócratas venezolanos no tiene ningún efecto sobre los demócratas de Biden en Washington.

Un análisis de la revista Forbes lo expresó claramente: “Cuando se trata del bienestar de los venezolanos comunes y corrientes, Washington DC se está tomando su tiempo. Sin embargo, fue mucho más rápido al otorgarle a Chevron una licencia para reanudar sus operaciones en Venezuela. Los negocios triunfan sobre el humanitarismo”. El análisis concluyó: “La administración Biden necesita petróleo venezolano en el mercado”.

Poco después de que Biden asumiera el cargo, el Secretario de Estado Antony Blinken declaró: “Estados Unidos está colocando la democracia y los derechos humanos en el centro de nuestra política exterior”.

Pero parece que el petróleo lo ha sustituido.

Hay una gran ironía aquí porque a los funcionarios de Biden en los primeros días les gustaba contrastar su afirmación de apoyar la democracia con lo que veían como el abandono de la causa por parte de la administración Trump.

Sin embargo, en Venezuela, la administración Trump impuso sanciones y respaldó firmemente a la oposición democrática.

Cuando se presionó a las compañías petroleras europeas para que levantaran las sanciones petroleras, estas fueron rechazadas.

Cuando Chevron presionó aún más, le dijeron a su director ejecutivo que levantar las sanciones no era de nuestro interés nacional.

La administración Biden está olvidando sus promesas de volver a imponer sanciones si no hay elecciones verdaderamente libres.

Hay otro factor además del petróleo que puede explicar la política de Biden: la crisis migratoria en nuestra frontera sur.

Los funcionarios de la administración Biden argumentan que las “causas fundamentales” son uno de los principales impulsores de la avalancha de solicitantes de asilo, muchos de los cuales son venezolanos.

La Casa Blanca parece pensar que el levantamiento de las sanciones petroleras ayudará a la economía venezolana, por lo que los venezolanos se quedarán en casa.

LEA TAMBIÉN: Por qué la liberación de estadounidenses presos en Venezuela generó un choque diplomático entre Maduro y España

No lo harán, tanto porque el régimen de Maduro robará los ingresos petroleros de los ciudadanos de Venezuela como porque los venezolanos están huyendo no sólo de la pobreza sino también de una opresión brutal.

Maduro puede ver lo que está pasando. Probablemente piensa que si continúa impidiendo que Machado se postule pero permite que alguna figura de la oposición mucho menos popular aparezca en la boleta, Washington se lo tragará y las sanciones no se aplicarán.

Lo más triste para los que buscan la democracia en Venezuela es que, si analizamos el historial de la administración hasta ahora, es posible que tenga razón.

*Elliott Abrams, miembro principal del Consejo de Relaciones Exteriores, se desempeñó como representante especial para Venezuela de 2019 a 2021.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Biden o similares.
Últimas Noticias: