Actualidad

Todos los detalles de la última acusación contra Trump y su familia

282 Vistas
Todos los detalles de la última acusación contra Trump y su familia

«Con la ayuda de sus hijos y los altos ejecutivos de la Organización Trump, Donald Trump infló falsamente su patrimonio en miles de millones de dólares para enriquecerse injustamente y engañar al sistema», dijo la fiscal general de Nueva York.

Redacción | Primer Informe

Donald Trump y tres de sus hijos han sido objeto de una demanda por fraude tras una investigación en Nueva York sobre su empresa familiar. Se alega que mintieron «por miles de millones» sobre el valor de los bienes inmuebles para obtener préstamos y pagar menos impuestos.

Los fiscales dicen que la Organización Trump cometió numerosos actos de fraude entre 2011 y 21.

Trump ha rechazado la demanda como «otra caza de brujas».

Los hijos mayores del ex presidente, Donald Jr, Ivanka y Eric Trump, también fueron nombrados como acusados junto a dos ejecutivos de la Organización Trump, Allen Weisselberg y Jeffrey McConney.

La demanda ha sido presentada por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que es la abogada más veterana del estado, tras una investigación civil de tres años.

Su oficina no está facultada para presentar cargos penales, pero está remitiendo las acusaciones de delito a los fiscales federales y al Servicio de Impuestos Internos.

«Con la ayuda de sus hijos y los altos ejecutivos de la Organización Trump, Donald Trump infló falsamente su patrimonio en miles de millones de dólares para enriquecerse injustamente y engañar al sistema», dijo James en un comunicado.

Dijo que el propio apartamento de Trump en la Torre Trump, que fue valorado en US$327 millones, estaba entre las propiedades cuyos valores fueron supuestamente tergiversados. «Ningún apartamento de la ciudad de Nueva York se ha vendido nunca por una cantidad tan elevada», añadió James.

LEA TAMBIÉN: Aliados de Trump creen que allanamiento del FBI ayudará a los republicanos en las elecciones intermedias

Los detalles de la demanda

A continuación lo que alega el documento de 222 páginas:

Donald Trump y tres de sus hijos mintieron sobre el valor de sus propiedades -hoteles, campos de golf y otros activos- para asegurarse mejores préstamos y menores tasas impositivas. A lo largo de una década, Trump y su familia realizaron más de 200 valoraciones falsas o engañosas en los estados financieros.

Se exageró el valor potencial de desarrollo de algunas fincas y se utilizó para obtener mayores beneficios fiscales por renunciar al desarrollo en favor de la conservación. Cada declaración fue certificada personalmente como exacta por Donald Trump, Donald Trump Jr, o el ex ejecutivo financiero de la Organización Trump Allen Weisselberg.

La trama enriqueció a la familia Trump en al menos US$250 millones; el Estado quiere recuperar ese dinero.

«La delincuencia financiera de cuello blanco no es un delito sin víctimas», dijo el fiscal general.

«Cuando los bien conectados infringen la ley para llevarse más dinero del que les corresponde, se reducen los recursos disponibles para los trabajadores, para la gente normal, para las pequeñas empresas y para todos los contribuyentes».

James pide a un tribunal que prohíba al ex presidente y a sus hijos ser funcionarios o directores de cualquier empresa de Nueva York.

También quiere que se prohíba a la Organización Trump realizar transacciones inmobiliarias en esa ciudad durante cinco años.

El anuncio se produce después de que James -una demócrata que se presenta a la reelección en noviembre- rechazara al menos una oferta para resolver la larga investigación civil sobre las prácticas empresariales de la empresa.

En su sitio web Truth Social, Trump denunció la demanda y tachó a James, que es negra, de racista.

«Otra caza de brujas por parte de una fiscal general racista, Letitia James, que fracasó en su candidatura a gobernadora, obteniendo casi ningún apoyo del público», escribió.

Los Trump han acusado previamente a James de perseguir una venganza política, citando los comentarios que hizo antes de ser elegida como fiscal general en 2018, en los que prometió demandar a Trump y lo calificó de «presidente ilegítimo».

En Twitter, Donald Trump Jr. acusó a James de «utilizar su cargo como arma para perseguir a sus oponentes políticos».

Aunque Trump no se presenta a las elecciones de noviembre, sigue siendo la fuerza dominante en el Partido Republicano y está alimentando las especulaciones sobre una nueva candidatura a la Casa Blanca en 2024.

En agosto, Trump se negó a responder a preguntas durante una entrevista en la oficina del fiscal general relacionada con esta investigación civil. James dijo que él invocó repetidamente su derecho a no autoinculparse, confirmando sólo su nombre.

James dijo que Eric Trump hizo lo mismo más de 500 veces en una declaración de 2020.

Tristan Snell, un abogado y ex fiscal que trabajó en un caso separado contra la Universidad de Trump, dijo a la BBC que la demanda podría tomar un año para ir a juicio.

Pero la posibilidad de un juicio de este tipo podría restringir gravemente la capacidad de Trump para hacer negocios en Nueva York y beneficiarse de sus marquesinas inmobiliarias en la ciudad de Nueva York. Podría desencadenar una serie de consecuencias financieras que le harían más difícil conseguir capital y mantener el crédito, dijo Snell.

«Definitivamente podría ser ruinoso para él», dijo Snell.

Las propiedades en juego

La demanda enumera algunas de las propiedades más conocidas de Trump:

Los fiscales alegan que el valor de un apartamento que Trump tenía en la Torre Trump de Nueva York se cotizó en 327 millones de dólares después de que se triplicara su tamaño «salvajemente exagerado» y se le diera un precio «irrazonable» por pie cuadrado. La venta récord en toda la torre fue de 16,5 millones de dólares.

El club Mar-a-Lago, en Florida, fue valorado hasta en 739 millones de dólares por la Organización Trump. La oficina del fiscal general alega que el valor real estaba más cerca de los 75 millones de dólares y que generaba menos de 25 millones al año.

El anuncio de James de que trasladaría los resultados de su investigación a otras agencias de la ley fue «una señal ominosa» para Trump, según Miriam Baer, vicedecana de la Facultad de Derecho de Brooklyn.

«La fiscal general de Nueva York ha ido hoy un paso más allá», dijo a la BBC. «Anunció que además de presentar esta demanda civil, también estaba haciendo una remisión a las autoridades policiales federales para una investigación criminal».

La demanda es una de las varias cuestiones legales a las que se enfrenta el ex presidente.

El 8 de agosto, el FBI llevó a cabo una orden de registro en su casa de Mar-a-Lago como parte de una investigación sobre su manejo de registros clasificados.

Otro juez ordenó entonces a los investigadores federales que paralizaran su investigación mientras un funcionario designado por el tribunal decidía si alguno de los registros debía ser privado.

Pero el miércoles, un tribunal federal de apelaciones dictaminó que el Departamento de Justicia puede reanudar la revisión de los documentos clasificados.

La decisión reactiva la investigación sobre si Trump ocultó secretos nacionales de EEUU después de dejar el cargo.

También está siendo investigado en Georgia en relación con los esfuerzos para anular las elecciones presidenciales de 2020.

Él ha negado cualquier infracción en ambas investigaciones.

Información de BBC.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de EEUU o similares.
Últimas Noticias: