Actualidad

INFORME: Maduro llama a invertir en Venezuela con el fantasma de las cuatro empresas colombianas que Chávez expropió

533 Vistas
INFORME: Maduro llama a invertir en Venezuela con el fantasma de las cuatro empresas colombianas que Chávez expropió

Argos, Éxito, Avianca y Catza -de los azucareros del Valle- fueron golpeadas por la revolución, hoy Maduro llama a invertir olvidando las deudas del pasado

Redacción | Las 2 Orillas

En los cien días del gobierno de Gustavo Petro las relaciones con Venezuela han tenido impulso sin pausa. Restablecimiento de embajadas en Bogotá y Caracas, reapertura de la frontera, encuentro de mandatarios en Caracas. Los empresarios, mientras tanto, van más lento. La invitación del presidente Nicolás Maduro a retomar las inversiones se ha visto con cautela, mientras se traen a la mente las expropiaciones de Hugo Chávez.

Empresas como Argos, Éxito, Avianca, Alpina, Nutresa, Colombina, entre otras, no tuvieron un final feliz en Venezuela. Algunas fueron expropiadas, otras tuvieron que salir cuando la operación se hizo insostenible en medio del conflicto político del chavismo. Hatos enormes, miles de hectáreas de tierras, empresas de toda clase, edificios, fueron protagonistas en los contactos telefónicos del presidente Chávez en sus Aló Presidente “Este es el decreto número 7.700. Me gusta ese número”, comentaba mientras leía la resolución por teléfono. Entre el 2002 y el 2012 1.168 fueron expropiadas.

LEA TAMBIÉN: Gustavo Petro comienza a ver los problemas de negociar con Nicolás Maduro

Cementos Argos

Cementos Argos es un caso emblemático. El 13 de marzo de 2006 fue expropiada su planta que funcionaba en Llanadas de Monay, estado Trujillo, tras la sentencia de Chávez: “El cemento es del pueblo”. Desde entonces son 16 años esperando una indemnización que no ha llegado “hasta el sol de hoy”.

Ocho años operó Argos en el mercado venezolano a través de su fábrica, Corporación de Cementos Andinos, que le compró al Estado en una subasta internacional en 1997. Durante esos años, diez centros de producción de cemento disputaban el mercado con marcas extranjeras como Holcim, Cemex, Lafarge, y una prestigiosa venezolana, Cementos del Catatumbo. En todas se cumplió la sentencia del comandante.

Las multinacionales salieron de Venezuela con el monto correspondiente a la expropiación, Cemex tuvo que acudir a los buenos oficios del entonces presidente de México Felipe Calderón para que se le pagara. Argos no recibió nada. Tuvo que sortear inicialmente un problema legal por la acción interpuesta de un tercero que decía tener la propiedad. En 2012, el Tribunal Supremo de Justicia falló a favor de la cementera colombiana.

La capacidad que tenía la planta de Cementos Argos en Venezuela era de cerca de 1 millón de toneladas de cemento, en el momento de la expropiación presupuestaba una producción de 770.000 toneladas de clínker. Sus planes eran vender 600.000 toneladas de cemento en el mercado local y exportar a Panamá y Haití unas 300.000 toneladas de clínker. Sin una cifra oficial, se hablaba de monto de indemnización en torno a los 250 y 300 millones de dólares.

Hoy la planta está totalmente deteriorada, dicen conocedores del negocio del cemento en Venezuela. Argos confirmó a Las2Orillas que desde el 2006 “ha venido acudiendo a todas las instancias legales necesarias para obtener una indemnización en los términos exigidos por el ordenamiento jurídico en Venezuela. Hasta el momento no se ha obtenido el reconocimiento de esa indemnización por parte de las autoridades venezolanas, es decir, no hemos recuperado un solo dólar de esa inversión”.

“Argos espera recibir una justa indemnización que retribuya los perjuicios económicos de la pérdida de estos activos en Venezuela”, dice la empresa y señala que en este momento el proceso de expropiación se encuentra para fallo en el Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela. Mientras tanto, además de las acciones legales enunciadas, ha puesto en conocimiento la situación por la vía diplomática a distintas autoridades. Argos con su presidente Jorge Mario Velásquez sigue a la espera.

LEA TAMBIÉN: Conviasa no estará en el reinicio de las operaciones aéreas entre Colombia y Venezuela

El posterior fracaso de Éxito

Quizá el caso más sonado de expropiación de una empresa colombiana en Venezuela fue el de Almacenes Éxito. Un domingo 17 de enero de 2010 durante uno de sus maratónicos programas televisivos, Hugo Chávez sentención en su peculiar estilo “Señores dueños de la cadena Éxito busquen al ministro (Eduardo) Samán, el vicepresidente Elías Jaua (hoy ministro de Educación), porque la cadena Éxito en base a las numerosas violaciones a las leyes venezolanas pasa a ser de la República”.

Dicho y hecho. Decretó la expropiación de las seis tiendas de Éxito con el argumento de que incurría reiteradamente en especulación con los precios, después de la devaluación del bolívar decretada por su gobierno. Según Chávez, los propios trabajadores de Éxito revelaron detalles de las irregularidades que aseguran se cometían en esas tiendas, como utilizar “carne podrida” para hacer picadillo, vender “alimentos vencidos” y “remarcar” el precio de los productos.

Lea el resto de este artículo de Las 2 Orillas, titulado originalmente ‘Las cuatro empresas colombianas que Chávez expropió y volvió trofeo en Aló Presidente‘.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Colombia o similares.
Últimas Noticias: