Actualidad

INFORME: Por qué Israel podría cambiar su postura e ir contra Rusia en la guerra de Ucrania

592 Vistas
INFORME: Por qué Israel podría cambiar su postura e ir contra Rusia en la guerra de Ucrania

Las afirmaciones conspiranóicas de Rusia de que Israel está apoyando a los neonazis podrían cambiar la postura de Tel Aviv sobre la guerra en Ucrania.

Redacción | TIME

Los comentarios de Sergei Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia transmitidos el domingo de que Hitler tenía “sangre judía” y que “los antisemitas más rabiosos tienden a ser judíos” conmocionaron a gran parte del mundo, especialmente a Israel, que denunció una mentira “imperdonable” que manchó los horrores del Holocausto nazi.

Pero Lavrov duplicó estos sentimientos el martes. En un comunicado, su ministerio dijo que el alboroto posterior explicaba “en gran medida por qué el actual gobierno israelí apoya al régimen neonazi en Kiev”.

Los comentarios originales de Lavrov se produjeron después de que un canal de televisión italiano le pidiera que explicara la justificación de «desnazificación» de su gobierno para invadir Ucrania. Le recordaron que el presidente de la nación, Volodymyr Zelensky, es judío y proviene de una familia parcialmente aniquilada en el Holocausto.

Su respuesta, que incluía la afirmación de que “no hay familia sin un monstruo”, provocó una disputa diplomática con el socio cercano de Rusia, Israel, que convocó al embajador de Moscú, Anatoly Viktorov, para una “conversación difícil”.

“Sus palabras no son ciertas y sus intenciones están equivocadas”, dijo el primer ministro israelí, Naftali Bennett. “El uso del Holocausto del pueblo judío como herramienta política debe cesar de inmediato”.

Israel no se ha unido a las sanciones contra Rusia por su invasión ni ha brindado ayuda militar a Ucrania, aunque aún está por verse si las palabras de Sergei Lavrov cambiarán esa dinámica. Como mínimo, la disputa llevó a Israel por primera vez a condenar públicamente la afirmación de Rusia de que Zelensky es un nazi.

Aún así, los expertos dicen que es incorrecto simplemente atribuir los comentarios de Lavrov a un simple error. A pesar de la insistencia de Rusia en que Ucrania debe ser “desnazificada”, el gobierno de Vladimir Putin está demasiado dispuesto a esgrimir conspiraciones antisemitas cuando conviene.

Oliver Bullough, autor de ‘Looting Ukraine: How East and West Teamed Up to Steal a Country’, le dice a TIME que los comentarios de Lavrov “reflejan la mentalidad conspirativa extrañamente irracional de la mayoría de los altos funcionarios rusos”.

Aun así, es raro que un alto funcionario del Kremlin exprese abiertamente tales puntos de vista. “Por el momento, la clase política rusa ha cruzado la línea roja”, dice Ilya Yablokov, profesor de la Universidad de Sheffield y autor de Teorías de la conspiración antijudía en la Rusia de Putin. “Básicamente, no tienen limitaciones y pueden hablar de lo que quieran”.

LEA TAMBIÉN: Revelan un millonario escándalo pasional del ministro de Exteriores de Vladimir Putin

Relaciones Rusia – Israel

Tras la caída de la Unión Soviética, Rusia experimentó un repunte en la retórica antijudía convencional a medida que se redujeron las restricciones a la libertad de expresión. Sin embargo, desde que Putin llegó al poder, el discurso de odio antisemita y la violencia han disminuido.

En cambio, desde mediados de la década de 2000, el régimen de Putin se inclinó hacia la idea de que Occidente es un enemigo singular empeñado en destruir Rusia. En apoyo de esta propuesta, todo tipo de tramas secundarias se filtran a pesar de algunas evidentes contradicciones inherentes, incluidas personas homosexuales, nazis y judíos que conspiran hacia el mismo objetivo: la caída de Rusia.

Si bien Putin ha evitado el lenguaje antisemita y posa con el rabino principal de Rusia en las festividades judías, con frecuencia cita a pensadores rusos antisemitas en sus discursos, como el filósofo Ivan Ilyin y el historiador Lev Gumilev. El presidente de Rusia incluso ha ensillado a la notoria banda de motociclistas antisemitas de los Lobos Nocturnos, a quienes les dio una porción de Crimea incautada. Putin también ha elogiado al escritor ruso ultranacionalista Alexander Prokhanov, quien, entre muchas otras diatribas, en 2012 dijo que “los judíos se apoderaron del mundo y están usando su poder para el mal”.

Y, en última instancia, parece que en la Rusia de hoy, cualquier teoría de la conspiración es buena. Cuando el grupo de rock de protesta anti-Putin, Pussy Riot, irrumpió en la Iglesia de Cristo Salvador de Moscú, los medios aliados del presidente sugirieron que los judíos eran posibles instigadores en un nefasto intento de destruir la Iglesia Ortodoxa Rusa, mientras que el propio Putin afirmó que el grupo podría ser antisemita.

Los comentarios de Lavrov también se hacen eco de una corriente popular de antisemitismo en Europa del Este de que los judíos han cooptado el Holocausto para apoderarse de la narrativa de victimismo de sus víctimas «genuinas», que eran cristianos de Europa del Este. La declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores el martes de que la condena de Israel fue “antihistórica” también sugiere esa táctica. No está claro si eso fue involuntario o un intento deliberado de obtener la aprobación en el Medio Oriente.

Aún así, tales sentimientos funcionan mejor para el consumo interno y la transmisión muy pública de Lavrov del nacionalismo cristiano revisionista puede marcar un autogol en los objetivos militares de Rusia. Las relaciones de Moscú con Jerusalén ya se han estado enfriando a medida que se inclina hacia Teherán.

EEUU, la UE y otras naciones occidentales también han estado presionando a Israel para que tome una posición más firme contra Rusia. En febrero, Israel condenó la invasión rusa de Ucrania como una “violación del orden mundial”, pero no llegó a condenar a la propia Rusia, que tiene una enorme influencia en la vecina Siria, al tiempo que permite que Israel realice libremente sus propias operaciones contra las fuerzas respaldadas por Teherán allí. Los comentarios de Lavrov pueden alterar esa relación.

“Israel solía ser un socio confiable para Rusia”, dice Yablokov. “Pero no tienen motivos para ser leales después de estos comentarios. Entonces, estratégicamente, es un gran fracaso”.

Publicado originalmente en TIME, con el título ‘Russia’s Conspiracy-Laden Claims that Israel Is Supporting Neo-Nazis Could Change Tel Aviv’s Stance on the War in Ukraine‘.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de "desnazificación" o similares.
Últimas Noticias: