Actualidad

Cárteles mexicanos desafían la estrategia de seguridad de AMLO

234 Vistas
Cárteles mexicanos desafían la estrategia de seguridad de AMLO

La reciente violencia es un testimonio de la creciente actividad de más de 200 grupos criminales que operan en México, donde la tasa de homicidios se ha triplicado en los últimos 15 años.

Redacción | Primer Informe

Hombres armados de algunos de los cárteles de la droga más violentos de México arrasaron varias ciudades, quemando coches y autobuses y disparando a las tropas. En Tijuana, una de las mayores ciudades del país, los residentes tuvieron que confimarse en sus casas y los negocios cerrados el pasado fin de semana.

El estallido de violencia aparentemente no relacionada en al menos cuatro estados durante varios días de la semana pasada reforzó cómo los poderosos grupos del crimen organizado que controlan franjas del país siguen desafiando la estrategia del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para abordar lo que él dice son las raíces económicas del problema.

El viernes, los pandilleros bloquearon carreteras e incendiaron unos 20 vehículos en las ciudades fronterizas de Tijuana, frente a San Diego (California), y Mexicali, dejando una persona herida, según las autoridades. El día anterior, miembros de las bandas mataron a 10 personas en Ciudad Juárez, frente a El Paso (Texas), ocho de ellas civiles, tras una reyerta entre bandas enfrentadas en una prisión local.

«No fue sólo el enfrentamiento entre dos grupos, sino que empezaron a disparar contra civiles, gente inocente, eso es lo más lamentable de este asunto», dijo AMLO en rueda de prensa.

A principios de la semana, los miembros de los cárteles incendiaron decenas de vehículos y negocios. También participaron en tiroteos con las fuerzas de seguridad en los estados de Jalisco y Guanajuato, en el oeste y centro de México. En Guanajuato ardieron unas 25 tiendas Oxxo, de la mayor cadena de tiendas de conveniencia del país. No hubo muertos en los incendios.

LEA TAMBIÉN: Presidente de México confronta y regaña a Biden en la Casa Blanca

Un fenómeno imparable

La violencia es un testimonio de la creciente actividad de más de 200 grupos criminales que operan en México, donde la tasa de homicidios se ha triplicado en los últimos 15 años, según los analistas. Un general estadounidense estimó el año pasado que las bandas criminales controlan alrededor de un tercio del territorio mexicano.

El número de homicidios se redujo un 3% en 2021 respecto al año anterior, a 35.600, es decir, 28 por cada 100.000 habitantes, según las estadísticas del gobierno, pero las cifras siguen estando cerca de los máximos históricos. Se han producido 42 asesinatos en masa -es decir, cinco personas más muertas en un incidente- en la primera mitad de este año, en comparación con los 62 de todo 2021, según una estimación del periódico Reforma, incluida la ejecución pública de 17 personas en el estado occidental de Michoacán a manos de una banda rival.

El alboroto muestra que AMLO, un nacionalista de izquierda que llegó al poder en 2018 prometiendo pacificar el país, no está logrando controlar el crimen desatado, dijo Josué González, un consultor de seguridad y ex director de política criminal en el Ministerio de Seguridad Pública de México.

AMLO asumió el cargo prometiendo centrarse más en las raíces económicas de la delincuencia que en el enfrentamiento a las bandas criminales, una estrategia que denominó popularmente «abrazos, no balas».

«No hay una estrategia clara contra los grupos criminales. Esa inacción del gobierno, esa pasividad, ha enviado a los criminales el mensaje de que no habrá consecuencias», dijo González. «Es la ley del más fuerte».

Gobernabilidad y estabilidad según AMLO

El portavoz de AMLO, Jesús Ramírez, negó que el gobierno de México esté actuando con pasividad frente al crimen organizado. Dijo que los homicidios han disminuido y que la mayor parte de la violencia se concentra en 50 municipios de seis de los 32 estados de México. Dijo que el gobierno ha detenido a más de 140 líderes de cárteles de la droga.

El presidente dijo el lunes en su conferencia diaria que su política de seguridad está funcionando, y afirmó que los opositores de derecha y la prensa conservadora han creado un ambiente de incertidumbre y miedo con una cobertura sensacionalista.

«Le digo al pueblo de México: estén tranquilos, hay gobernabilidad, hay estabilidad», dijo.

Unos 400.000 mexicanos han sido asesinados, y más de 85.000 han desaparecido, desde que la violencia de las bandas estalló a partir de 2007, después de que el ex presidente Felipe Calderón desplegara las fuerzas armadas contra las bandas de narcotraficantes.

AMLO, que en un principio se opuso al uso de las fuerzas armadas contra las bandas, aumentó el papel del ejército una vez que llegó al poder. A finales de 2021 había desplegado 90.000 soldados, que en su mayoría trabajan patrullando puntos calientes, frente a los 55.000 de 2018, según el ejército de México.

«La estrategia de militarización ha sido un fracaso total», dijo Stephen Woodman, analista principal de seguridad pública en Advanced Intelligence Solutions, una firma de investigación local. Dijo que el ejército, que carece de capacidades de investigación, es ineficaz frente a una compleja gama de grupos criminales.

Ramírez, portavoz del presidente, dijo que el despliegue del ejército ha sido eficaz para reducir la criminalidad en todo el país. Dijo que el gobierno heredó una situación en la que territorios enteros estaban controlados por bandas.

LEA TAMBIÉN: Se recrudece la guerra de Los Chapitos por el territorio de Caro Quintero en Sonora

Los cárteles

El cártel Jalisco Nueva Generación, la banda de narcotraficantes de más rápido crecimiento en México, conocida por sus tácticas paramilitares, estuvo detrás de gran parte de la violencia de la semana pasada, según las autoridades estatales y federales.

Varios de los 17 sospechosos detenidos en el estado de Baja California, donde se encuentra Tijuana, eran miembros del cártel de Jalisco, según las autoridades locales. La banda mantiene una sangrienta guerra territorial con el cártel de Sinaloa, el otro cártel principal de México, para controlar el tráfico de drogas, la extorsión de empresas y otras actividades ilícitas en la región.

La violencia en Jalisco y Guanajuato estalló cuando el ejército mexicano intentó detener a un alto dirigente del cártel de Jalisco, dijo el ministro de Defensa mexicano, Luis Cresencio Sandoval. En Ciudad Juárez, la violencia se desencadenó por una pelea entre miembros de los cárteles de Juárez y Sinaloa, dijo.

En Tijuana, donde viven miles de estadounidenses que se desplazan a San Diego, el consulado de Estados Unidos ordenó a última hora del viernes al personal del gobierno estadounidense «refugiarse en su lugar hasta nuevo aviso» en medio de la violencia desatada. La alerta se levantó el domingo.

La alcaldesa de Tijuana, que pertenece al partido Morena de AMLO, en un vídeo publicado en línea a última hora del viernes instó a los cárteles a «saldar las deudas con los que no pagaron lo que debían, no con las familias y los ciudadanos trabajadores». Más tarde dijo que se refería a las deudas entre grupos criminales, no a las cuotas de extorsión.

Cerca de 400 soldados fueron enviados a Tijuana durante el fin de semana para ayudar a reforzar la seguridad, dijeron las autoridades mexicanas.

Con información del Wall Street Journal.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de AMLO o similares.
Últimas Noticias: